Finalmente, después de un par de días intensos de recoger, cargar y descargar camiones y colocar todo de nuevo en su sitio, hemos tenido tiempo de recapitular y poder hacer un resumen de las jornadas de este año.
3.711 visitantes, 4.200€ de donación directa para nuestra ONG gracias al mercadillo solidario, 1.010 kg de comida donada al Banco de Alimentos de Madrid, 329 actividades inscritas y más de 2.000 juegos prestados en la ludoteca en los dos días y medio que han durado las jornadas.

Ante estas cifras solo podemos decir ¡¡GRACIAS!!

Gracias por vuestra generosidad y compromiso, por vuestra paciencia, comprensión y buen humor en los momentos más duros y por vuestras ganas de pasarlo bien y disfrutar todos juntos de unos días increíbles y llenos de recuerdos inolvidables.

La organización de este evento no habría sido posible sin la colaboración de nuestro ejército de Camisetas Naranjas. Todos ellos son voluntarios que deciden ofrecer su tiempo libre para ayudar durante las jornadas tanto en tareas de montaje, desmontaje, carga y descarga como en la puerta, en la zona de inscripciones, en la ludoteca o en el mercadillo entre muchas otras cosas. Además este año hemos contado con la colaboración de la Junta de La Latina que nos ha cedido el espacio y el personal del polideportivo de Aluche, cuya ayuda ha sido indispensable para poder sacar adelante las jornadas.

Hemos tenido un record de asistencia nunca visto y aunque el recinto que nos han cedido este año desde la Junta de La Latina tenía mayor capacidad, el sábado por la tarde llenamos aforo con las consecuentes esperas para poder acceder al pabellón. Aunque teníamos actividades alternativas en el exterior y se intentó buscar soluciones dentro de las áreas que teníamos permiso para usar, no fue suficiente y lo sentimos. Lo primero es daros las gracias a todos los que estuvisteis esperando cola por vuestra paciencia y buena disposición y saber que desde ya mismo estamos trabajando para que no se repita esta situación el año que viene.

Desde organización nos gustaría aclarar algunos malentendidos que ha habido con respecto a los accesos al pabellón y las esperas. En primer lugar y como bien sabéis las jornadas Ludo Ergo Sum son totalmente gratuitas y de acceso libre para todo el mundo. Para poder acceder a las mismas se solicita realizar una inscripción con la que se os facilita un número de asistente. Esta inscripción nos permite poder gestionar el acceso a las actividades, la compra-venta en el mercadillo, etc., además de por temas de seguridad y control. La opción de la pre-inscripción es para que podáis introducir esos datos con antelación y una vez en la puerta solo tengáis que pedir la tarjeta, que tendremos preparada. Sin embargo, esta pre-inscripción no aseguraba el acceso directo al pabellón, ya que seguimos teniendo que respetar las reglas de aforo máximo. El aforo máximo en cualquier local es un requisito tanto legal como por seguridad, ya que todo evento de este tipo debe tener los correspondientes planes de evacuación ante cualquier emergencia, y es en beneficio de todos que seamos estrictos en su cumplimiento. Además, los números de asistente no son una entrada, solo son una forma de gestión, y por ello se dan más que el aforo máximo (además de que hay que recordar que no todo el mundo va a venir todos los días).

Una vez dicho esto, al equipo de organización de las Ludo Ergo Sum solo nos queda despedirnos hasta el año que viene y esperamos veros en las LES2018, que serán más grandes y mejores que nunca.
No os olvidéis visitar nuestra página web y seguirnos en Facebook, google+ y twitter ya que iremos subiendo fotos, videos y enlaces con los recuerdos de las LES2017.